Universo

Durante la noche puedo comprender a los diablos primordiales, quienes, perdidos en la infinitud del vació sin tiempo, y cansados de desver, desoír y desvivir desde su asiento eterno, terminaron por olvidar a su creador, como si la nada absoluta encaminara inevitablemente hacia la desmemoria.

Y se levantaron.

Anuncios

Soy

Soy el que sabe que no es menos vano
que el vano observador,
que en el espejo de silencio y cristal
sigue el reflejo o el cuerpo del hermano.

Soy, el que sabe,
que no hay otra venganza que el olvido, ni otro perdón.
Un dios ha concedido al odio humano esta curiosa llave.

Soy el que pese a tan ilustres modos de errar,
no ha descifrado el laberinto singular y plural,
arduo y distinto, del tiempo, que es de uno y es de todos.

Soy el que es nadie,
el que no fue una espada en la guerra.
Soy eco, olvido, nada.